Version française : Une fois encore par Vilma Coccoz.. Traducteurs : Mariana Alba de Luna et Guy Briole

Una vez más…..

Desde que Freud diera a conocer su descubrimiento.

Desde que intentara, Freud, que sus colegas médicos vieneses despertaran a la realidad, por él probada, de la existencia de una causa psíquica en la génesis de los síntomas histéricos y obsesivos.

Y fuera, él, Sigmund Freud, ignorado.

Sentenciado,

Desacreditado por los “expertos”, por los “representantes de la ciencia oficial”.

El 21 de abril de 1896.

Una vez más, el psicoanálisis es objeto de ataques y calumnias,

que sólo prosperan en razón del feroz desconocimiento.

En Francia,

En donde el psicoanálisis ha gozado del prestigio y del honor de recibir la herencia freudiana, proscrita por el nazismo,

Que ordenó quemar los libros de Freud la funesta noche del 10 de mayo de 1933.

En Francia,

Cuna del doctor Jacques Lacan

Que supo estar a la altura de la Historia,

Incansable,

Tenaz,

Entregó su vida al ejercicio del Psicoanálisis.

Al esclarecimiento de la obra de Freud.

A la modernización de su genial invención.

A la formación de los psicoanalistas en el rigor y el estudio.

Parece una broma de mal gusto.

Que sea justo en Francia donde se haya impulsado una campaña para desacreditar el trabajo responsable y abnegado de los psicoanalistas en la atención de los autistas y sus familiares.

Una vez más, los enemigos de la libertad acechan.

Esta vez, blandiendo las arteras armas de la manipulación mediática y estadística.

Con el abuso de los argumentos del desamparo y la indefensión de los ciudadanos.

Lo que ocurre en Francia concierne a los países democráticos del mundo.

Nos atañe a todos.

Muy especialmente a quienes día tras día trabajamos codo a codo con los autistas,

Nosotros, que sabemos de sus angustias inconmensurables.

Los que hemos aprendido de sus experiencias.

De sus testimonios.

De su lucha a brazo partido por existir, por negarse a ser convertidos en autómatas.

Por rebelarse a ser domesticados con amenazas,

Por resistirse a ser sometidos, homogeneizados mediante el miedo.

Nosotros, que les acompañamos a reanudar su camino junto a los demás.

Que sabemos del sufrimiento inaudito de sus padres, de sus parientes más próximos.

Porque les ayudamos a volver a tejer los lazos familiares,

Cuando se han roto.

A mejorarlos,

Cuando se han malogrado.

Nosotros podemos hacerlo porque nos orientamos en la enseñanza de Freud y Lacan.

Miles de casos editados en publicaciones clínicas de todo el mundo demuestran que es posible construir, caso por caso, uno por uno, un lugar para vivir, sin segregación, sin condenas, sin el peso irremediable de un estigma diagnóstico.

El psicoanálisis nos enseña que cada ser inventa su fórmula para vivir,

Aún en las condiciones más extremas.

Ellos, los autistas, han sabido mostrarnos hasta qué punto es verdad.

Nuestro deber es respetar e impulsar la que ellos, trabajosamente, se esmeran en incluir en este variopinto mundo.

Amigos y amigas del psicoanálisis, de la libertad de expresión, de la humanidad plural y diversa.

Firmemos esta petición internacional en defensa del abordaje clínico del autismo.

Una vez más….

Debemos hacer oír nuestra voz,

Junto a las que apenas se oyen.

El mensaje es bien claro:

No! al intento de restricción de la clínica psicoanalítica del autismo en Francia!.

;

Vilma Coccoz

16 de febrero de 2012

Commentaires clos.